Festejando en el Sella

Tengo un amigo que fue a una fiesta en el Sella, la cosa ya de por sí promete.

Al volver en el autobús (huelga decir que totalmente borracho), se sentó con una amiga en el asiento de al lado de las escaleras.

No pasó mucho tiempo hasta que le entraron las típicas arcadas de autobús, su amiga, al ver lo que se le venía encima optó por empujarle hacia el otro lado, lo que provocó una preciosa cascada de potada a lo largo de la escalera trasera.

Ni las del Niágara oiga…

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: