Borrachera interruptus

Barto nos cuenta:

“La historia trata sobra la moñaza o guazón que se pillo un colega mío en las fiestas del pueblo. El susudicho mozo no suele digamos que “beber”, conque cuando lo hace pues lo monta.

La cuestión es que empezó a beber hasta que llego un momento que pillo una tajada respetable. Estando en la disco móvil del pueblo a los amigos no se les ocurre otra cosa que irse al campo de fútbol(que estaba pegado) y poner a hacer carreras con los pantalones bajados ahí en toda la oscuridad.

Hasta aquí lo que se dice una noche de fiesta divertida, la putada vino después cuando haciendo luchas a lo pressing catch (por supuesto con los pantalones aun bajados) el colega se percató que había perdido la cartera, las llaves y el móvil. Conque de ese momento en adelante le dio el bajón y un colega se lo llevo a su casa.

Al día siguiente a las 10 de la mañana con toda la tajada haciendo efervescencia en el estómago se dirigieron al campo de fútbol, saltaron la valla y encontraron todo el material perdido desperdigado sobre el campo. Conque al final todo se resolvió felizmente.”

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: