¿Es un pájaro? ¿Un avión? ¡No! ¡Es hombre-pez!

Hombre-pez se hizo famoso entre los usuarios del autobús que nos llevaba a la oficina desde el día que se le ocurrió levantarse antes de que el conductor frenara. Por si no era suficiente desafío, también pensó que eso de agarrarse es para los cobardes.

El resultado fue el imaginado: cuando el conductor frenó, el infortunado salió volando un par de metros y aterrizó básicamente de bruces. 10 puntos en una olimpiada de trompazos.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: