Tener claras las prioridades

Las historias de h0mbre-pez son sórdidas y “apasionantes”.

Uno de sus últimos trabajos antes de que le despidieran (un final anunciado), consitó en hacer unas pocas modificaciones a un programa. El programa era sencillo: tenía una parte que funcionaba bien, y otra parte que había que modificar, que dependía de la otra. Tarea facil, pensó su jefe. Y se equivocó.

El programa tenía que estar una semana después, y el día de antes, ¡seguía intentando entender que hacía el programa! 6 días encima mirando la parte que no tenía que mirar, porque ya funcionaba, la que había que arreglar ni siquiera sabía donde estaba.

3 semanas después el programa aún no estaba listo. Al poco tiempo le despidieron de la empresa, y a raíz de esto también acabaron despidiendo a su jefe por no haber hecho el trabajo a tiempo. Quién le iba a decir que algo tan sencillo duraría tanto.

Pero no se aflijan, hombre-pez es capaz de continuar sus aventuras incluso fuera de la empresa. Pero eso ya lo contaré en otro momento.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: