Unas largas vacaciones

Tengo un amigo que en su primer trabajo le tocó hacer programas para móviles. El equipo de trabajo consistía en un jefe de proyectos y él.  Mi amigo era becario y estaba aprendiendo como funcionaban los programas que desarrollaban.

Todo iba bien hasta el verano, tenían unos cuantos proyectos en marcha, y el jefe de proyectos había dejado otros a medio acabar. Le dijo que ya le contaría cuando volviera de vacaciones. Cuando volviera…

A los pocos días llamó a la oficina para decirles que no iba a volver. Había encontrado un trabajo nuevo y ya no iba a pasar por la oficina ni para recoger sus cosas.

En definitiva: jamás le volvió a ver, y mi amigo se traguó una tremenda cantidad de marrones a medio acabar (¡y que no sabía como funcionaban!).

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: