Lagunas como océanos

Hombre-Erasmus es un hombre comprometido con la causa. Estando de Erasmus, viajó hasta su ciudad natal para, entre otras cosas, asistir al cumpleaños de uno de sus amigos. El plan era sencillo: Ir a casa del zagal, empezar ahí a beber junto con el resto de invitados, salir de fiesta, y pasarlo bien.

La noche empezó bien. Hombre-Erasmus decidió aportar una botella de tequila a la fiesta. La gente empezó a beber, y, gracias a unas “inteligentes apuestas”, Hombre-Erasmus y otros 3 valientes se pimplaron la botella de tequila en 15 minutos a base de chupitos.

Hombre-Erasmus salió ya calentito de la casa y cuando llegaron a la zona de marcha, Hombre-Erasmus se empezó a descolgar del grupo. Cuando todos entraron al primer bar, se dieron cuenta que faltaba él. Alguien salió a buscarle, y le vieron “flirteando” con 3 chicas en la puerta de un bar, y con el gorila diciéndole que se marchase. El amigocho se llevó a Hombre-Erasmus (que iba ya cieguísimo) al bar con los colegas, y cuando fueron a pedir la primera ronda, Hombre-Erasmus había vuelto a desaparecer. Otro amigocho salió a buscarle, y le vio entrar al bar del gorilón, acompañado por este, pero esta vez de buenas maneras. El amigocho creyó que la situación estaba controlada, pero Hombre-Erasmus no aparecía. Le llamaron, le enviaron sms, pero no dio signos de vida.

Entre tanto, Hombre-Erasmus comenzó a sentirse mal y se fue a casa sin avisar a nadie, más borracho que una cuba. El tío llegó a su casa y no supo abrir la puerta del hall. Resulta que la cerradura era “nueva” (la habían cambiado mientras estaba de Erasmus…). Con un par de manotazos tocó a los timbres de su casa y alguien le respondió, pero iba tan ciego que sólo pudo decir “Abridme”. Nadie lo hizo. Encima ni se “acordaba” de su piso, y no tuvo otra genialidad que clavarse otro pateo hasta la casa de sus abuelos.

Nadie sabe cómo logró llegar hasta allí, abrir la puerta, subir las escaleras y meterse a sobar, pero él nos relató que tiene lagunas como océanos, que sólo recuerda ciertas imágenes, y que cuando despertó, se vió en casa de sus abuelos, en calzones, y que no le faltaba nada.

Anuncios

2 comments so far

  1. DZ on

    Esta vez no hay duda, se le despertó el superpoder del GPS. Hombre Erasmus se convirtió en Hombre Palomo…

  2. monitorjavi on

    Hombre Palomo…? Jojojo, qué gran nick


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: