La dura vida del monitor (IV)

CTL nos cuenta:

“Sr. Scout disfrutaba siendo monitor, pero había veces que deseaba estrangular a más de un niño cabezón. Aunque vengarse resultaba más divertido, según él.

Había un niño cabezón que lo hacía pasar bastante mal a muchos chavales de su grupo, les intimidaba y cosas de esas de niños; y los chavales, que tenían bastante confianza en Sr. Scout, se lo contaban. Todos veían que ese chaval era más grande, más fuerte…y más gordo, así que Sr. Scout les dijo que la venganza debía llegar en una excursión, dónde el tío ese iba a sufrir de lo lindo.

Así que la excursión comenzó. Sr. Scout tiró de habilidad para abrir la mochila del chaval y, los mártires, fueron metiendo sigilosamente piedras dentro. Lo más importante era no reírse. El chaval comenzó a sentirse bastante cansado. Y, llego una pendiente muy pronunciada. Para todo el mundo fue dura, pero el chaval ese imploró ayuda por doquier mientras sus mártires se mofaban de él despiadadamente.

El tío ya no podía ni con su alma, así que en uno de los descansos de grupo, abrió su mochila y vió que estaba repleta de piedras. Espetó un ‘ya decía yo que esto pesaba demasiado’. Las risas y mofas de sus mártires fueron inmensas.

PD: Sr. Scout les echó la bronca y les castigó, aunque ya os podéis imaginar el castigo que debió inflingirles, siendo que fue suya la idea…”

Anuncios

1 comment so far

  1. errepunto on

    Justicia poética. Me encanta, jeje.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: