El Guardián

DZ nos cuenta:

“Tengo un amigo al que el resto llamamos El Guardián. Cuando éramos pequeños era muy puntilloso con todo, desde saber exactamente en qué vagón del metro había que ponerse para bajarnos directamente en la salida, hasta conocer las medidas exactas del din A4 y no confundirlo con folios, de forma que sus apuntes estuvieran perfectamente cuadrados y agradables a la vista. Incluso una vez nos discutió una broma sobre cuánta energía le haría falta a un enano del nivel 5 que viviera en el motor de un coche para arrancarlo.

Cuando nos dieron las notas aprobadas de COU, y antes de hacer la selectividad, decidimos celebrarlo yendo al parque de atracciones. Como es normal, y por el incipiente verano, todos fuimos en chándal o bermudas para poder mojarnos y mancharnos a gusto. El Guardián apareció con unos pantalones blancos inmaculados y un polo a estrenar.

Ni que decir tiene que se pasó todo el santo día quejándose de lo sucio que estaba el parque, con asientos en las atracciones llenos de polvo y montañas rusas de agua que le mojaban su polo nuevo, pero más o menos mantuvo su aspecto inmaculado casi todo el día.

Y digo “casi” porque al final pasó lo que tenía que pasar. A la caída de la tarde ya nos habíamos montado en todas las atracciones espectaculares y sólo quedaban las de toda la vida. Mientras hacíamos cola para subir al típico barco que se mueve en dos sentidos cada vez más rápido tipo columpio (eso es todo lo que hace) nos fijamos en que había unos niños de unos 8 años que también iban a subir con nosotros.

Una vez agitándonos como un péndulo, y con todos los asientos llenos, pude ver cómo a uno de los niños que estaba detrás nuestro le daba una arcada. Reconozco que me asusté, porque por una vez en mi vida tuve la visión de lo que iba a ocurrir en el futuro inminente. Mientras tanto, El Guardián a mi lado no paraba de quejarse de lo sosa que era esta atracción y, cómo no, de lo sucio que estaba todo.

El tiempo se paró en el momento de la expulsión del contenido del estómago del niño, que ocurrió en uno de los violentos cambios de sentido del barco, dejando un reguero de vomitona en el aire tipo matrix. Durante esos eternos instantes pude ver las caras de pánico de los pasajeros de la atracción, que se había convertido de repente en el barco del terror, al tener el semisólido sobre sus cabezas y no poder hacer nada por evitarlo. Más de uno vería pasar su vida ante sus ojos.

El Guardián se llevó la peor parte, manchando pelo, cara, polo, pantalones y zapatos a discrección. Yo me libré por poco, y no paré de reírme en lo que quedaba de atracción y casi de tarde, cuando el Guardián propuso tirarse al canal de la montaña rusa de agua para acabar de una vez por todas con su miserable existencia.

Hoy El Guardián es el orgulloso padre de dos preciosos niños. Cuando a uno de sus hijos le da una arcada, a El Guardián se le pinza una vértebra. No ha vuelto a ir al parque de atracciones.”

Anuncios

6 comments so far

  1. Santeador on

    Estoy llorando de la risa xDDDD
    “reguero de vomitona en el aire tipo matrix” xDDDDDDDD

  2. El guardián on

    Hola, soy el verdadero Guardián de la Galaxia, protagonista absoluto de esta historia. Dejo este mensaje para corroborar que esta historia no es inventada, excepto en el color del pantalón: no era blanco, era un Levi’s 501 del color azul clarito aquel que vendían.

    Tiene cojones que con los años uno recuerde estas cosas casi cassi con cariño….estamos fatal

    Hala!

    • monitorjavi on

      Sí, con esa respuesta no me cabe duda de que eres ‘El Guardián’. Tu historia es muy buena, de cracks :I

    • DZ on

      Doy fe de que es él, es el único que podría decir su mote completo: “El Guardián de la Galaxia” XD

      Johnny, mi memoria ya no es la que era, entiéndelo. ¡Gracias por tu sentido del humor!

  3. errepunto on

    Me recuerda a la canción de los Gandules “heee potao en la nooooria”

  4. tte risitas on

    yo kreo ke hoy en día el guardian añora los tiempos en ke le podían potar en su pelo. jejejejeje


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: