Pequeño delincuente

Tengo un amigo que ya en parbulitos era conocido como el terror del recreo.

La madre de este simpático chaval le preparaba algún tipo de tentempié (bocata) para que, ya en parbulitos, se criáse grandote y fuerte. Un día, el nene llegó a casa llorando diciendo que un niño más pequeñajo le había robado el bocata en el recreo.

La madre, tras una zurra en el culo, le dijo: “mañana te vuelvo a hacer otro bocata, y como te lo quiten, la zurra irá a la cara, y no te volveré a hacer otro bocata nunca más”. Esto, le impactó al tío.

Al día siguiente la operación se repitió, y el mismo chaval vino a por el bocata. Mi amigo, le dió un mamporrazo que lo dejó fino, y fue llorando a “la profe” para quejarse. Mi amigo fue castigado, y la profe llamó a su madre para contarle lo acontecido.

Al llegar la madre, la profe le explicó lo sucedido y la madre le contestó, gritando: “Y usted dónde estaba cuando ayer le robaron el bocata? Pues visto que usted no le va a ayudar, mi hijo se vale él sólo para imponerse. Prefiero que se imponga, a que le tomen por el pito del sereno, visto que usted no hace nada por remediarlo. Además, le amenacé con pegarle una buena zurra si le volvía a pasar”. La profe se quedó blanca…

La profe alegó que la violencia no es el medio de resolver las cosas, pero es cierto que desde aquel día, el landronzuelo no tuvo narices de robarle nunca más la hogaza de pan a mi amigo.

Anuncios

3 comments so far

  1. monitorjavi on

    Profe, creo que el diálogo con niños de 4-5 años no funciona, ahora, una buena zurra en el culo y amenazarles sin el bollycao…(en aquella época!)

  2. Santeador on

    En el autobús escolar un compañero de clase sufrió algo parecido, pero el era poquita cosa y el otro el típico matón. Al día siguiente la madre del chico vino con dos bocatas, uno para cada uno y se lo dio delante de todos los que esperabamos en la parada y por supuesto delante de la madre del otro. Si no hubiesemos estado alucinando por tener 6 años y no enterarnos mucho de que iba la cosa nos hubiesemos reído durante días. Una humillación en toda regla tanto para la madre como para el malcriado del niño xDDDDD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: