Lost in translation

Tengo un amigo que hace un par de años fue de excursión al Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña, en Tarrasa, a 20Km de Barcelona.

La visita fue interesante. Entiéndase, interesante fue para el grupo de estudiantes de ingeniería que hacía la visita, puede que una persona con mejor salud mental no lo vea del mismo modo. Aunque más interesante habría sido si la guía ¡supiera hablar español!

La mujer, según contó y medio entendimos, era de la misma Tarrasa, así que el Catalán era su primera lengua, y la segunda parece que era el inglés, y después el francés. El español debía estar justo después del ruso y antes del chino mandarín por lo que pudimos comprobar. Al parecer nadie la avisó de que el grupo de Zaragoza no sabría catalán. ¡Como imaginarlo!

Durante toda la visita los propios visitantes tuvieron que hacer esfuerzo común para traducir las palabras que la mujer no sabía expresar en el idioma oficial del reino, entre alguno que chapurreaba algo de catalán, la similitud fonética de ciertas palabras y el texto de los paneles informativos, pudieron entender lo que visitaban.

Una auténtica demostración de paciencia, ya que la visita duraba un par de horas.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: