Escalada armamentística

Tengo un amigo que estaba un día aburrido en su facultad después de comer, esperando la media hora que faltaba para empezar las clases de la tarde. Era ese momento de modorra mientras haces la digestión, en el que eres incapaz de hacer nada que sea productivo para la raza humana.

En ese momento de debilidad mental, alguien distraidamente comenzó a hacer un avioncito de papel con un folio que había por ahí. Lo lanzó y voló. Ese gesto tal simple, fue el equivalente al hueso lanzado por los homínidos de “2001 Odisea en el espacio”: otro mas empezó a hacer otro, simplemente para ver si podía ganar al primero.

Al cabo de 10 minutos el jardín que se veía por la ventana, estaba cubierto por un par de docenas de avioncitos de formas diversas. Incluso alguno estaba en ese momento cogiendo celo para unir varias hojas de periódico y hacer “la madre de todos los aviones de papel”. Por suerte llegó el profesor segundos después de que alguien sugiriera empezar a lanzar aviones en llamas.

Espectacular debió ser el cabreo que pilló el jardinero al día siguiente al ver los 40 ó 50 aviones de papel desperdigados por el césped.

Lo que hace el aburrimiento.

Anuncios

2 comments so far

  1. monitorjavi on

    jajajajajajajajajajaja!!!!!!!!!!!!!
    avioncitos en llamas!

    • errepunto on

      Por suerte no se llegó a ello, ¡pero faltó el canto de un duro!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: