Como los gorilas (¡uh uh uh!)

Tengo un amigo que trabaja en una oficina, por lo que se pasa todo el día sentado, y tiene la costumbre de estirarse de vez en cuando levantando los brazos hacia arriba y hacia atrás para desentumecer la espalda. Pero tiene un pequeño problema: como es alto y las camisas le van algo cortas, cada vez que ejecuta sus estiramientos acaba mostrando su ombligo a sus compañeros.

Estaban los compañeros observa-ombligos protestando en broma por el hecho (“joer, macho, deja de enseñarnos el ombligo”) y la conversación fue degenerando: “no, si no me estiro, es que estoy imitando el baile de los gorilas de Melody”. Entre risas, se puso a imitar el tristemente famoso baile cuando en medio de las chanzas, uno de los compañeros se giró a saludar al jefe, ¡que en ese momento entraba por la puerta para presentarles a un nuevo compañero de trabajo!

Ahora le quedará la duda si el jefe y el nuevo compañero le vieron imitando al gran simio, y que pensará el nuevo al ver el percal.

Por lo menos se pudieron reír un buen rato.

Anuncios

3 comments so far

  1. monitorjavi on

    Tu amigo no conoce el sentido del ridículo y, si lo conocía, lo perdió en ese momento.

    VIDEO de la escena O GTFO!

    • errepunto on

      Las cosas espontáneas casi nunca tienen vídeo. Por desgracia.

  2. Santeador on

    ¡OWNED! xDDDDDDDDDD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: