Ponte siempre el casco…o casi siempre

Sr. H. nos cuenta:
“Tengo un amigo que una vez saliendo de fiesta con sus amigos se pilló una buena güaza. Al volver tenía que coger su scooter para volver a casa dado que vivía bastante lejos (Niños, no conduzcáis si bebéis). Se puso el casco y dirigió rumbo hacia su destino. En un momento dado empezó a encontrarse mal, así que paró su scooter y descansó unos minutos. Se quitó el casco, reposó unos minutos, se puso el casco cuando comenzó a sentirse mejor y volvió a ponerse en marcha. Al llegar a su destino fue a aparcar la moto pero, antes de hacerlo, le dieron arcadas y vomitó…CON EL CASCO PUESTO! Imaginaros la escena…por la visera, por el pelo, por el cuello, por detrás…
No conozco a nadie que sea capaz de superar a mi amigo en cuanto a acontecimientos extraños de borrachos.”

Anuncios

5 comments so far

  1. errepunto on

    ¡¡Dioooox!!
    ¡¡Champú al huevo!!

  2. saint on

    A mi una vez me paso algo parecido, estornude con el casco puesto, Yo no tuve tanta suerte porque ese estornudo me tapo toda la visera , y me caí, En realidad nunca me caí de la moto, la moto es mía y a la aparco como quiero

    • errepunto on

      Ya, claro, te hiciste “el caído” para darle dramatismo. A mi me pasa a menudo yendo andando.

    • monitorjavi on

      qué crack! Me ha gustado esa última frase: La moto es mía y la aparco como quiero.

      Jojojo, muy buena saint!

  3. Manu on

    Qué asquete, por dios :S


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: