Los múltiples usos de una lavadora

Sr. H. nos cuenta:
“Tengo un amigo que vivía en un colegio mayor de mi ciudad. Una noche (un viernes) salimos con él e hicimos que se emborrachara a tope. Le acompañamos hasta el colegio mayor y se fue a dormir. Al día siguiente nos contó lo que le pasó…
Aparentemente, tras dormir, se levantó y se fue a hacer la colada. Todavía estaba resacoso y tenía el estómago revuelto. Al llegar a la sala de las lavadoras, dejó su canasto en el suelo. Abrió la puerta de la lavadora para ver si había ropa dentro y en ese mismo momento le dieron tales arcadas que…vomitó dentro de la lavadora!
Así que tuvo que usar la otra.
Luego se vió obligado a decir que él, que formaba parte del primer turno de lavadoras, al llegar vió que la lavadora estaba en ese estado…”

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: