Satán es mi señor

Tengo un amigo que había quedado con otras gentes en un parque de su ciudad. A ese parque también asistían (y creo que aún lo hacen) fanáticos de no se que secta cristiana rara a cantar canciones y darle el coñazo a la gente para que se convierta a su “evidentemente auténtica” religión. Según su versión, Jesús sólo tenía ojitos para ellos.

Y esperando estaba mi amigo cuando unas risueñas y ya poco o nada jóvenes mujeres se dirigieron a él:
– Hola, somos de , ¿nos conoces? Verás somos un grupo religioso que buscamos…
– Lo siento pero no me interesa
– Pero el mundo está necesitado de fe y amor y…
– Que no me interesa
– Mira, tenemos estos folletos que…
– A ver, os lo voy a decir claramente: no me interesa porque yo soy satanista.
– (mirada de sorpresa) ¡¿Co-co-comooo?!
– Pues eso, que Satán es mi señor, así que no me interesan vuestros panfletos.

Mi amigo narra que se les puso la cara blanca y fueron reculando despacio, sin perderle de vista, como si fuera un perro peligroso. Él a duras penas pudo aguantar la risa hasta que por fin se dieron media vuelta y comenzaron a andar a toda velocidad hacia el refugio de su rebaño de fieles.

3 comments so far

  1. Santeador on

    O como diría Piotr Kropotkin (o almenos se le atribuye a el) “La única iglesia que me ilumina es la que arde”.

  2. Instinct on

    ¡VIVA SATAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: