Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Qué cambiarías?

Post extra para el verano.

Nos gustaría saber si cambiaríais algo del blog. O si lo añadiríais.

Esperamos vuestros comentarios. O no.

PD: Viva San Fermín y las fiestas del torico!

Anuncios

Lo más buscado XI

Entradas anteriores

Una lástima que wodpress recorte el texto de búsqueda con más de 40 caracteres, ¡porque algunas prometen! Pero al estar cortadas no podemos meterlas. Una pena. Pero todavía quedan muchas búsquedas absurdas por disfrutar, ¡allá vamos!

  • tengo un amigo que se llama…: ¿Como se llama? ¿No te acuerdas? ¡No nos dejes con la incógnita
  • mi tia me tiro unos pedos en mi nariz: ¡Vava familia!
  • hombres desnudos: Misteriosamente en la última semana ha llegado alguno buscando esto. Si es una indirecta, no, los administradores no vamos a salir en pelotas por este blog. Bueno, a cambio de cierta cantidad de dinero…
  • consejos para no calar el coche: Aquí no damos soluciones, sólo problemas. Pero si realmente tienes tantos problemas con el embrague, ¡cómprate un coche automático!
  • !cuernos¡ no me caso con un luser: ¡Bien hecho! Los lusers solo dan problemas
  • muchas fotos tetitas de familia naturista: ¿Por donde empezar? Creo que la frase “maldito degenerado” será suficiente para definir al que ha realizado esta búsqueda…
  • belen esteban: ¡Nooooooo! Aquí no tenemos nada de esa mujer ese ser.
  • tengo un amigo que se llama carpeta: ¡Pues vaya mierda de nombre! ¿Sus padres no querían tenerlo o su sentido del humor era peculiar?
  • viguesas topless: Con este tiempo tan frío (¡vaya primavera!) no apetece hacer top-less. De todas formas, ¿que tendrán de especial los pechos de las viguesas? ¡Exigimos una explicación!
  • ano dino: Como convertir una palabra que significa “aburrido y monótono” en otra que significa “tener el recto del tamaño de un velocirraptor” simplemente añadiendo un espacio. ¡Genial!
  • enrollarse tecnicas: Coges una manta o toalla, y sujetándola por un extremo, haces girar el otro entorno a ti. Conseguirás enrollarte, eso si, contigo mismo.
  • al cambiar rueda se cayo el gato: ¡Pobre felino!
  • tengo las manos húmedas: A saber donde habrán estado.
  • club tetas mitosis: Tiene que haber algún “bar de luces” llamado “Mitosis” porque si no, no lo entiendo
  • tengo un amigo tan friki que no sale de casa: ¡A ver si va a ser un hikikomori de esos…

Por cierto, hoy hemos publicado un poco más tarde. Culpa mía, que soy un despistado 🙂

Vibración fatal

Tengo un amigo que estaba pasando por delante de unas obras y vio como el conductor de la excavadora hacía su trabajo diligentemente, cavando una zanja en perfecta línea recta. Pero justo unos segundos después de que mi amigo posase su mirada en el trabajo del obrero, empezó a brotar agua con fuerza del lugar donde la máquina de obras acababa de clavar la pala. Alguien no había tenido en cuenta que por ahí pasaba una tubería.

Lo mejor fue horas mas tardes, escuchando la radio, cuando pudo escuchar la siguiente noticia:

– Las vibraciones de la obra cercana provocan una rotura en la tubería de agua de la calle [..]

Si, seguro que el filo de metal de la pala algo vibró 🙂

La conjura de los físicos

Tengo un amigo informático (ing. técnico) al que engañaron vilmente los malévolos físicos. Había terminado la carrera y, como aún no tenía trabajo, decidió hacer un postgrado para saber más cosas del duro mundo que le rodeaba. Así que ni corto ni perezoso acudió a apuntarse a un curso de bases de datos que impartían en la facultad de ciencas, algo muy apropiado para su formación. Al ir a inscribirse, apareció el físico malvado:

– Uy, ese postgrado no está pensado para informáticos, si no más bien para matemáticos, pero tenemos uno mucho mejor que imparto yo mismo. Es de electrónica.

– Oh, vaya, ¿y de que va? ¿No será muy teórico, mire usted que yo se lo justito que te enseñan en la carerrera?

– Ah, no tranquilo, si es muy práctico, de trabajo con instrumentos, e incluso algo de programación, mucho más orientado a informáticos como tú que el otro.

Y el pobre inocente cayó en sus redes… El curso podría calificarse técnicamente como “infernal”: el profesor era un físico amante de la teoría que sólo sabía expresarse mediante fórmulas matemáticas.

Los físicos que lo cursaban miraban con preocupación, pensando en lo que les esperaba en la carrera. Los otros ingenieros que también cayeron, miraban con desesperación, pensando en lo felices que eran sin saber tanto. Pero podría haber sido peor, sino que se lo pregunten a las dos químicas que no sabían ni lo que era un condensador.

Lo que nunca le quedó claro a mi amigo es si este hombre disfrutaba haciendo sufrir a los pobres ingenieros, o si simplemente, estaba convencido de que las ecuaciones que gobiernan el efecto túnel son conocidas por cualquiera…