Archive for the ‘Alemana’ Tag

Aficionados España Alemania

Saint nos vuelve a sorprender con una nueva historia.

Tengo un amigo que en el complejo deportivo al que va, entra a las clases de aquagym. En esa clase casi todos son mujeres siendo el uno de los pocos hombres que entra. A esa misma clase entran tres chicas alemanas de muy buen ver. El muy tímido despedirse de ellas un día les dijo, entre tartamudeos y con la cabeza agachada por la intimidación que le producían estas mujeres en bañador les dijo “hasta mañana” .

Una de ellas se dio la vuelta y le dijo “hasta mañana no, hasta pasado que mañana juega Alemania contra España” (efectivamente al día siguiente era ese partido del mundial) . De repente mi amigo que no tiene ni puta idea de fútbol se trasformo en el seguidor numero uno de la roja. Y perdió la timidez y hasta aposto con la alemana una cerveza, ella encantada acepto.

A los dos días se volvieron a ver en el complejo deportivo. Ella le dio las felicidades con un abrazo y dos besos (ambos en bañador) lo que hizo que mi amigo se metiera corriendo en el agua para evitar que se dieran cuenta de su erección. Dejando a la Alemana con la palabra en la boca cuando esta le decía que cuando y donde quedaban para la cerveza que ella le debía. Efectivamente nunca quedaron.

La Alemana Loca

Hombre-Erasmus conoció a alguien que cambió su concepción de la palabra “persona”.

Estando de Erasmus (a veces me pregunto cuánto tiempo se ha clavado este tío de Erasmus, tiene demasiadas anécdotas), y estando en la cocina de la residencia cocinando algo para comer, llegó la mismísima hermana de Marge Simpson (pero con el pelo del color del actor secundario Bob). Era una alemana que no entendía ni papa de francés…ni de inglés…sólo sabía alemán (idioma que Hombre-Erasmus sólo sabe hablar si tiene un bocata del calamar bravo en la boca).

Una vez se presentó la tía (se supone), Hombre-Erasmus vió que la tía buscaba algo, así que llamó a una de sus amigas alemanas para enterarse de qué iba la fiesta. La tía buscaba algo de vino tinto.

El tiempo comenzó a pasar, y la fama llegó: esa alemana fue apodada como ‘La Alemana Loca’, y se la conocía por borracha, fumadora compulsiva y mendiga. Nunca tenía dinero, iba buscando por las basuras de la cocina comida, buscaba por doquier alcohol (imaginaros, vino picado para hacer sangrías en las fiestas de la residencia) y tabaco.

Pero el sumún llegó el día que, borracha y fumadísima, se le vió…comer colillas de cigarro!

Y ese día, Hombre-Erasmus supo diferencias a humanos y no-humanos.