Archive for the ‘luser’ Tag

Encuentro terrorífico

Tengo un amigo que fue martirizado en el trabajo por Hombre-pez. No hacía lo que le decía, hacía las cosas al revés, se ponía a jugar con tazos, insultaba su trabajo, destruía más que ayudaba, no tenía ni idea, etc, etc. Al final, como es natural en una empresa que aún no se ha ido al garete, le despidieron. Y mi amigo fue feliz un tiempo sin tener que aguantar a semejante personaje.

Pero un día de verano, yendo a su nuevo trabajo en una oficina del centro de su ciudad, vio unos metros más adelante una figura con un halo oscuro, sin cuello y caminando de forma extraña. Un terror helado y paralizante envolvió a mi amigo. No podía ser, sólo había un ser como ese, ¡era hombre pez! Y encima iba en la misma dirección.

Llegando a un semáforo mi amigo decidió dar un rodeo, porque si no llegaría a alcanzarle (los pies-aletas de hombre pez no le permiten andar a gran velocidad), y tampoco podía demorarse mucho porque si no llegaría tarde a su trabajo.

Por fin relajación, ya lo había perdido de vista. Pero al ir a cruzar la calle para llegar por fin a su trabajo, ¡ahí estaba él! Mi amigo había previsto la ruta de hombre-pez pensando en una ruta lógica, pero se equivocó. Por suerte el personaje se fue antes de que el semáforo se pusiera verde y por fin mi amigo pudo descansar. Pero el terror de las lúgubres imágenes del pasado ya no le abandonó el resto del día.

Extra: ¿Aún te preguntas como son los habitantes de las novelas de H. P. Lovecraft con quien siempre comparo a este personaje? He aquí un par de imágenes ilustrativas:

Leer es de cobardes

Tengo un amigo que es un fiel seguidor de las crónicas de Wardog; como podéis imaginar, mi amigo es también administrador y, aunque no es tan molón como para ser administrador de sistemas, él, es administrador de bases de datos.
Un buen día Piticli (el zagal es de la otra acera y el nombre me parece bastante “guei”)…
Pues eso, Piticli llama a mi amigo…
– Turi ruri ruri!
-> Si?
-> Sí? Hola, soy Piticli. Necesito hacer barbaridades varias en un ordenador portatil y sé que tu lo hiciste una vez; puedes instalármelo?
(Sí, una vez para $HyperBoss. No es bueno que se corra la voz…)
-> No mira, estoy muy ocupado; además aquí cada uno se lo instala él mismo; yo si quieres te puedo indicar dónde he puesto los ejecutables para lanzar la instalación. De hecho, sí mira, te voy a enviar un email con todo lo que necesitas.

Bien, mi amigo envía los fuentes y un link con la documentación. Esta documentación estaba hecha a prueba de lusers (ingénuo). De hecho, mi amigo hizo instalar a varios lusers el programica siguiendo la documentación y tras ver sus incongruentes preguntas, la adaptó. Tras eso, cogió a otros lusers…hasta que hizo una versión que, según él, era anti-lusers. Sólo una página de texto, sin dibujos. Todo bien marcadito y bien especificado (lo de no poner pantallazos es para evitar que el luser te diga que a él no le sale igual…simples detalles como un login diferente puede ser un mundo para un luser).
Así que, mi amigo envía todo a Piticli. 10 minutos después se masca la tragedia y Piticli envía un correo a mi amigo:
“Hola, mira, es que aquí hay muchas opciones y no sé cuál tengo que instalar”.
Respuesta: “Pues depende de lo que necesites instalar, Piticli. No sé qué órdenes te han dado, pero dependiendo de ellas, deberás elegir”.
Piticli se comienza a cabrear y llama al jefe de mi amigo, el cual, insta a los dos a su despacho. Piticli explica la situación y tras eso, mi amigo llega al despacho.
($MiniBoss): Bueno, Piticli no sabe instalar esto y, según tú, estás muy ocupado. Al menos podrías tener la decencia de decirle cómo hay que hacerlo.
(Mi amigo): Claro, pero no entiendo como no es capaz de saber ni siquiera empezar, sobre todo teniendo la documentación.
(Piticli): Aaaaaaaaaaaaaah…es que no “me he acordado” de leer la documentación.

Oh, sí, baby, dámelo todo. Esto le llega al fondo del corazón de mi amigo. El documento no estaba preparado para lusers que no lo abren…

Lo que todavía no se explica mi amigo es porqué Piticli le ha ladrado, literalmente, cuando se han cruzado por uno de los pasillos de la empresa. No es muy normal el Piticli este.

No os escondáis, carpetas cobardes

Tengo un amigo que trabaja de “informático” con funcionarios. Y pongo “informático” porque para los funcionarios da igual se sea programador, que administrador de sistemas o bases de datos, si conoces el arcano saber oscuro de manejar un ordenador sin tener que darle el coñazo continuamente a alguien con preguntas absurdas, *eres informático*. Y punto.

Un día llaman al teléfono de su mesa y lo coge una compañera:
– Buenos días
– Hola, ¿está X?
– No, X está de vacaciones
– Da igual, que seguro que lo sabes
– Dime pues
– ¡Me han desaparecido las carpetas del cliente de correo!
– Humm, pues espera un momento y lo miramos.

Mi amigo oye la conversación, y va a mirar si hay alguna opción en el menú “ver” para ocultar el listado, o un botón que hayan podido pulsar por descuido o, ¡cualquier cosa! Y entonces salta su compañera:
– Ya verás como han cambiado el tamaño de la lista de carpetas hasta hacerla tan pequeña que esté pegada al borde.
– Ah, pues igual.

Llama a la azorada usuaria en apuros:
– Hola, creo que ya lo tenemos
– ¿Qué le pasa?
– ¿Ves que el borde izquierdo de la ventana es más grueso de lo normal?
– Si
– Pues arrástralo un poco a la derecha
– ¡Ahora! Pues casi lo habíamos probado
– Muy bien, pues ya está solucionado, hasta luego.

Así que al final estaban ahí escondidas las carpetas, las muy pérfidas. Nunca te fíes de ellas, que a la mínima, ¡zás! desaparecen. Eso, o que las del departamento son unas manazas.

Tengo un amigo luser que… (V)

Si la culpa es tuya significa muerte, si es del luser, es que soy un poquito torpe.

Ayer mi amigo estaba trabajando (oh, semana de soporte, que Dios le pille confesado), y recibo la llamada de su amigo JELDES (HELPDESK):
JelDes: Hola! Necesitamos tu ayuda. Un luser no recuerda su password para acceder a las aplicaciones.
MiAmigo (MA): Oh, qué raro. Veamos, dime su login…(se lo dan).
MA intenta acceder a las aplicaciones con esos datos. Todo va bien.
MA: Bueno JELDES, el password es periquito89.
5 minutos después…JelDes llama porque la luser dice que no funciona. Esto viene aderezado al mismo tiempo con un email de su jefe.
JEFELUSER: “A ver si trabajáis mejor y sóis más rápidos, tengo aquí a una persona que no puede trabajar por culpa vuestra”.
A mi amigo le encantan estos emails. Mi amigo vuelve a probar todo y funciona. JelDes hace lo mismo, todo funciona. La luser vuelve a intentarlo. Sigue sin funcionar. Segundo email de su jefe:
JEFELUSER: “Vamos a ver, por favor, que no es tan difícil, dadle el password de una maldita vez, que nosotros tenemos que trabajar y es urgente”.
JelDes hace las pruebas en el propio ordenador de la luser y…el problema es que la luser no escribía bien el password porque no ponía bien los números!
JefeLuser escribió un email de “Gracias, el problema está resuelto” y la luser otro diciendo: “Gracias por darme el password”.
Mi amigo esperaba un email de “Oh, soy inútil perdida y mi jefe os ha insultado gratuitamente y os pido perdón por todo”. Que espere sentado, no vaya a ser que se canse…

Tengo un amigo luser que… (V)

TODO VALE para un luser.

Los lusers son gente que suele ir con el agua al cuello y, como vimos en capítulos anteriores, intentan que seas tú quien les salve el pellejo. Pero poco a poco se dan cuenta que a uno le da igual lo que les pase. Por ello, siempre buscan el método conocido como “chantaje emocional”.

Las frases típicas de un luser para llevar a cabo esta maléfica técnica son:

– Es que sino no puedo trabajar.

– Es que sino el proyecto no estará a tiempo.

– Es que sino me vas a buscar un marrón porque mi jefe…

– Es que ha llamado PEPITO (un alto cargo siempre) y quiere esto para ayer, y claro…

Sea como fuere, intenta buscarte las cosquillas para que le saques del marrón, porque, para un luser, TODO VALE.

Tengo un amigo luser que… (IV)

Un luser nunca tomará sus propias decisiones.

Lo que más me sorprende de los lusers es su incapacidad de tomar sus propias decisiones. A veces es por vagancia, otras muchas por el miedo a cagarla. Sea como fuere, un luser pocas, o muy pocas veces, tomará sus propias decisiones. Y esto deriva a que si no las toma él alguien tiene que tomarlas en su lugar, muchas veces, su administrador del alma (enfrentarse a su jefe les da palo). Y cuando el administrador se ve en esta papeleta piensa en qué es mejor: por un lado, ayudar a un colega (aunque sea un luser) es un acto de compañerismo; por otro lado, que le zurzan y que se busquen la vida. Mi amigo el administrador suele optar por la segunda opción el 80% de las veces 😀

Porque, si él tiene una duda, sólo San Google le puede ayudar, y por ende, es él quién toma sus propias decisiones (a riesgo de cagarla, claro). Pero si el luser Bartolín (qué gafas tiene el zagal, qué espectáculo) tiene dudas viene directo a mi amigo, y eso le suele irritar. Véase el caso siguiente:

Bartolín: “Oye mira, es que no se resolver este problema, qué hago?”

UnAmigo: “Y qué te hace pensar que yo sí que se hacerlo?”

Bartolín: “Hombre, tú eres administrador, deberías saberlo”

¬¬ Qué gran frase…”Deberías saberlo”…en fín.

Aún así, mi amigo hizo de tripas corazón y fue a echar un vistazo. Tras ver el gran problemón de Bartolín, sólo había dos soluciones posibles (oye, y las propuso él solico). Así que tras avanzar un pasito, Bartolín debía elegir entre dos opciones (cara-cruz), pero seguía acongojado, así que le preguntó a mi amigo “qué haría él”. Mi amigo le dijo claramente: “Macho, no sé, elige”. Así que Bartolín decidió usar cara, y a los 5 minutos volvió a consultar a mi amigo, otro problemita. Mi amigo volvió a visitarle…y le propuso dos soluciones, y de nuevo, Bartolín, acongojado, no sabía qué elegir. Se le volvió a mandar al garete…y Bartolín tuvo que elegir. Qué pasó a los 5 minutos? Oh sí, Bartolín volvió con más preguntas sobre “cómo seguir”. Tanto le costará elegir una cosa u otra y, si la caga, volver hacia atrás y elegir la otra cara de la moneda?

Y es que, un luser nunca tomará sus propias decisiones.

Tengo un amigo luser que… (II)

El luser se mueve en su mundo como un cachorro pequeño: intenta hacer cosas y cuando ve que no puede o que la situación le supera, llama a su mamá (en este caso, su jefe).

El otro día mi amigo se encontraba haciendo unas manipulaciones en el servidor de producción, cuando viene el luser ‘El Pupas’ (le llamo así porque es con diferencia el tío que más veces se pone enfermo de todos, unas 2-3 veces al mes, cogiéndo cada vez dos días de vacaciones):

El Pupas: Hola, necesito que me pases a producción esto.

UnAmigo: Ya, bueno, cuando acabe con esto te lo hago.

El Pupas: Pero es que lo necesito para ya, es un bug en producción, y la producción es lo primero (9 puntos en la escala 1-10). Touché.

UnAmigo: Veamos…pero si he pasado este procedimiento hace 10 minutos a producción…

El Pupas: Ya, pero es que no funciona bien.

UnAmigo: Venga va, lo miro y te lo paso.

El procedimiento es correcto a nivel de sintaxis y optimización. Mi amigo se lo pasa a producción. 5 minutos después se masca la tragedia. Viene El Pupas:

El Pupas: Perdona, puedes volverlo a pasar?

UnAmigo: No. Ya te lo he pasado 2 veces en 15 minutos. Aprende a programar majo.

El Pupas: Vale.

El Pupas se va, y yo sé que va a llamar a su jefe. En efecto, 2 minutos después viene con su jefe, el cuál está todo serio:

Jefecillo Del Pupas: Me he enterado que te niegas a hacer tu trabajo y que no quieres pasar a producción un procedimiento.

UnAmigo: En efecto.

Jefecillo Del Pupas: Hazlo.

UnAmigo: No me da la gana. O El Pupas aprende a programar, o limito a 2 el número de pasos a producción por día de un mismo procedimiento.

Jefecillo Del Pupas: De qué me estás hablando?

UnAmigo: De que en 15 minutos ya lo he pasado dos veces y, como todos, yo también tengo mis proyectos y mi trabajo por hacer, como para perderlo con un programador que no sabe programar y no testea su código.

ZAS, EN TODA LA BOCA.

Ante la adversidad, un luser siempre va a buscar cobijo ante su jefe, contándole su versión de los hechos.

Tengo un amigo luser que… (I)

Sección Nueva!

En esta, relataremos las experiencias y enseñanzas más importantes de la vida empresarial cuando trabajas con lusers. Gracias a Wardog por inspirarme para hacer estos posts. Y es que tengo un amigo que trabaja de administrador en una empresa.

Siempre se ha dicho (sobre todo en el mundo de la hostelería) que “El cliente siempre tiene la razón”. Lo que poca gente sabe es que la frase continúa con: “hasta que deja de tenerla”.

Con los lusers pasa lo mismo. En la empresa, los lusers creen que su trabajo es importante (y por ende el del resto no), así que cuando vienen a dar por el saco (sólo saben hacer eso) creen que tú, como Administrador, te pasas el día viendo vídeos en youtube o cultivando tu granja de Farmville. Pues no, así que molesta que un luser imponga lo que hay que hacer.

Véase un día cualquiera en el que mi amigo trabaja y tal y viene el luser Manú (apodo por unos cómicos franceses que hablan como él):

Manú: Hola, necesito que pases al servidor de tests mis 3 procedimientos, es mega_ultra_importante!!

UnAmigo: Pues va a ser que ahora no puedo Manú, estoy con un problema de producción (este servidor nos da de comer, hermanos).

Manú: Ya, pero lo mío es ultra_mega_importante!!

UnAmigo: Ya me imagino, tendrás que hacer tus tests (oh, me ha salido una espinilla, qué problemón!), pero son las 11h45, en 15 minutos paramos para comer y yo estoy ocupado.

Manú: Ya, pero lo mío es más importante, sino no puedo testear…sino no puedo trabajar! No querrás que le diga a mi jefe que no puedo trabajar por tu culpa, verdad?

UnAmigo: Llámale, seguro que nos echamos unas risas.

Manú: Bueno, da igual, pero pásamelo por favor, es muy urgente!!

En fín, en contra de mi voluntad, dejo lo que estoy haciendo para hacerle un flaco favor a Manú, cuando, 15 minutos después, termino y le aviso.

UnAmigo: Manú, he terminado, ya puedes testear.

Manú: Vale, después de comer lo hago.

-> Pensamientos internos de mi amigo: Cómo? Después de comer? Entonces no debía ser tan urgente! Este me la ha dado con queso, pero la venganza será terrible.

Por ello, un luser siempre cree que su trabajo es más importante que el de los demás.