Archive for the ‘Mr. NoMais’ Tag

Honestidad VS paluRdismo

Tengo un amigo que valora mucho tener días de vacaciones; ese momento mágico y místico (pagado) donde te puedes ir a descansar y olvidarte de tu maldito trabajo.
Pero mi amigo trabaja con gente demasiado…honesta, o palurda.
Chinimorris llega de Canadá y mira sus días de vacaciones. Oh sorpresa, tiene 5 días de más. Alguien le ha validado dos veces su última demanda de horas extras y le han añadido 5 días majestuosos de vacaciones. A mi amigo, 2 días extras. Mr. NoMais, otros 5 días. Y he aquí el debate:
Chinimorris + Mr.NoMais VS Mi amigo. Mi amigo sostiene que él no es el responsable de las cagadas del resto y que si están ahí, son para usarlos. Chinimorris dice que eso es inmoral y que hay que avisarlo. Mr. NoMais, dice que es robo. Así que ahí los tenéis, llamando por teléfono para tener MENOS vacaciones.
Me da que a mi amigo le van a soplar sus 2 días de vacaciones “extras”.

Anuncios

Espíritu libre

Chinimorris se ha pillado 3 meses sabáticos para irse a Torontontero. Esto hace que me haya quedado en la oficina con Mr. NoMais y La SUEEECAAA. Mr. NoMais se siente liberado, con confianza, libre cual pajarraco. Esto es una tortura.
Este buen hombre está haciendo un proyecto de programación en .Net de bla bla bla y aquí el zagal “domina”. Esto hace que se sienta un espíritu libre y nos explique cada 10 minutos sus avances (además del SPAM que hace por email). Con Chinimorris no abría la boca y ahora no la cierra. No calla el tío! No se da cuenta de que nos da igual su proyecto? No ve que el resto también tenemos nuestros proyectos y no le contamos nuestros avances cada 10 minutos? Cómo decirle que nos deje en paz? Chinimorris hacía de sujeto opresor?

Van a ser 3 meses muy duros…

Sensibilidad al poder

Mr. NoMais ya ha vuelto del servicio militar, tardando sólo 2 días en soltar una burrada.
Hoy hemos recibido por email la triste noticia de la defunción de un integrante de la empresa. En la nota se decía algo así:
“Buenas tardes,
Con tristeza nos hemos enterado que…
Le recordaremos como una persona afable y muy profesional que se integró perfectamente en el seno de nuestra empresa.
…”
Bueno pues aquí tenemos el primer comentario “gracioso” de Mr. NoMais tras leer el comunicado:
“Bueno pues, de ahora en adelante, todo el que la espiche y no se haya integrado correctamente en la empresa, no tendrá email”.

Mr. NoMais en estado puro.

Soportando a Mr. NoMais (XI)

Mr. NoMais ha tenido que ir 3 semanas a la mili, y eso hace que en nuestro despacho se respire paz, tranquilidad y amor. De hecho, hasta hablamos durante las horas de trabajo!

Que no vuelva, por favor!

Soportando a Mr. NoMais (X)

Verificar es de pobres

Ahora que conocemos en profundidad al elemento Mr. NoMais, no es de extrañar que esta historia no resulte rocambolesca.

Estaba Mr. NoMais estresado con su proyecto, cuando me dice que lo ha terminado. Yo, atónito por su velocidad (cuando es el tío más lento del mundo), lo dejé pasar. Total, no soy yo quién tiene que verificar su trabajo. 30 minutos después, El Paciente Inglés (uno que le hace la competencia a Mr. NoMais al “incompetente de la empresa”) vino a quejarse porque, al parecer, Mr. NoMais no había hecho bien su cometido (cuando aseguraba que sí). Por una vez, El Paciente Inglés tuvo razón (El Paciente Inglés 1 – 0 Mr. NoMais).

Dada mi sed de venganza, comencé con mi cometido:

– Pero a ver, Mr. NoMais, verificaste que lo habías hecho bien?

– No (respondió él).

– Bueno pero, al menos, verificaste que el tamaño de lo que copiabas era el mismo que de lo que obtuviste al final

– No (respondió él).

– O sea, que no has verificado que lo que habías hecho era correcto.

– No (respondió él).

Este Mr. NoMais es un crack de mil pares, hace las cosas sin…VERIFICAAAR! (Palabra mágica de cierto profesor del CPS con los pulgares hacia arriba en cierta asignatura de Metodología, en el ámbito De La Programación).

Acto seguido “tuve” que informar a mi jefe del “conflicto de intereses” entre El Paciente Inglés y su pupilo (no me quedé agusto ni nada tras hacerle ver a mi jefe que Mr. NoMais la había vuelto a cagar).

Soportando a Mr. NoMais (IX)

Tras el servicio de mantenimiento he tenido una charla sobre los últimos meses de trabajo con mi jefe. Y tengo un amigo que seguro que me recomendaría el suicidio como vía de escape porque, cuidado, me han recomendado lo siguiente:

– De ahora en adelante deberías aprender de Mr. NoMais a la hora de trabajar.

(Resoplo).

PD: No ha servido de nada demostrar que es un inútil en potencia.

PD2: Hoy me siento vulnerable.

Soportando a Mr. NoMais (VIII)

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Este es el conceto.

La semana pasada tuvimos un servicio de mantenimiento del cuál nos encargamos Mr. NoMais y yo. Debido a que yo estuve varios días ausente por tener que asistir a las sesiones de fisioterapia, permití a Mr. NoMais gestionar el servicio, en tanto y en cuanto yo me ocupaba del trabajo sucio. Por qué? Porque Mr. NoMais es bastante inepto, y si me ocupaba yo de la gestión, hubiese tenido también que ocuparme del trabajo sucio. Y ahí cometí un error. Tendría que haberlo hecho porque aún así Mr. NoMais me la jugó. Como dice un amigo: ‘Dale a un tonto una gorra y se volverá más tonto todavía”. Eso hice con Mr. NoMais y eso ha pasado.

Mr. NoMais debía organizarse de la gestión, hasta que comenzó a aburrirse y quiso ayudarme con el trabajo sucio. Sé que Mr. NoMais es algo lento y le cuesta mucho hacer ese tipo de cosas, por eso no quería dejarle hacerlo, pero insistió. Cuando llegó el día del servicio empezó a estresarse: le dejé gestionarlo todo, pero aparentemente no había tenido en cuenta TODOS los detalles, por lo que faltaba más de la mitad del trabajo por hacer!! (en fin ¬¬). Me encuentro picando código y sudando tinta, cuando veo que el tío está comiendo pipas y viendo videos en youtube. Qué crack, al parecer no tenía nada que hacer…hasta que me confirmó que creía que iba a ocuparme también de su trabajo! Qué cara más dura!

Bueno, se pone manos a la obra y…tachán! No sabe ni por donde empezar. Vale, le guío…y ni aún así. Qué cruz…Le pregunto como va 15 minutos más tarde y me confirma que no sabe cómo hacerlo!

Respiro hondo (vamos a contrarreloj), y le envío los documentos que yo había preparado (mientras el tío comía pipas). Tras compararlos con los suyos, comienza a cuestionar todas y cada una de mis decisiones (MAAAAL), hasta darse cuenta de que no tiene ni idea (como siempre). Cuando termino, veo que el tío comienza a ir y venir del despacho del jefe dado que no sabe cómo abordar los problemas (qué deleite para mis ojos). El tío, más estresado que nunca, sudando como un poseso, intentando picar un código que no controla y sin parar de hacerme preguntas muy estúpidas y elementales.

Qué vida más dura. Aunque intente darle el trabajo que puede desarrollar bien (la mona vestida de seda), en cuanto se pone a hacer el trabajo por el cuál fue contratado, no sabe cómo hacerlo (mona se queda).

PD: Aunque no sirve de venganza, he disfrutado como un enano viéndole sufrir.

Soportando a Mr. NoMais (VII)

Mr. NoMais se está ganando con creces la más cruel de las venganzas y esta llegará algún día y, ese día, disfrutaré.

Me hallaba yo haciendo unas pruebas para algo super-mega-importante-y-urgente y cometí un gran error (es lo que tiene tomar tus propias decisiones, a veces uno se equivoca y todo se va al garete). Tras informar a los altos mandos del error, repercusiones y solución, arreglé el entuerto que yo solito hice. Mientras tanto Mr. NoMais me inundaba con preguntas de principiante que evidentemente no podía responder, había un “pelín” de presión sobre mi persona tras cagarla.

Y al terminar de resolver el entuerto viene mi jefe a echarme una reprimenda (merecida, no lo neguemos). Y ahí Mr. NoMais tuvo la grandeza de espetar:

Mr. NoMais: Pues sí, a quién se le ocurre hacer semejante barbaridad? De verdad, qué cabeza la tuya”.

Los astros se alinearon para que no le reventase la cabeza. Sobre todo cuando 5 minutos más tarde, siguió inundándome con preguntas que yo no respondí (pero para eso tiene al colegui-jefe que se las responde).

La venganza será implacable.

Soportando a Mr. NoMais (VI)

Tras el toque de atención Mr. NoMais se ha aplicado bastante, aunque es más lento que un caracol en sus tareas. No obstante, el chaval le pone ganas y empeño, pero es humano (lo demostramos el otro día), y tarde o temprano la tenía que cagar, y por ello, tocarnos la moral hasta el punto de querer matarle.

Esta vez yo estaba en reunión con  Mr. Pompier para hacer el análisis de mi proyecto, así que ChiniMorris se quedó a solas con Mr. NoMais. Y es la semana de support de Mr. NoMais, ergo, debacle. Llega una petición de asignación de permisos a un usuario y Mr. NoMais no consigue encontrar al usuario y, como es habitual en él, pregunta a ChiniMorris qué hacer. Ésta le responde y comienza la fiesta:

Mr. NoMais: No Pero (típico) el usuario no existe, así que yo me desentiendo y que lo hagan los de arriba.

ChiniMorris: Esto…yo estoy segura de que el usuario existe, lo estoy viendo aquí mismo.

Mr. NoMais: No Pero (…) te aseguro que no existe (uy, comienza a ponerse nervioso, la presión le puede, va a explotar).

ChiniMorris: Mira Mr. NoMais, que lo estoy viendo. El usuario existe, sólo tienes que darle permisos.

Mr. NoMais (gritando): Mira, que te digo que no y es que no. No me ocupo de esto, el usuario no existe, vale ya de joderme!

ChiniMorris no acepta que le griten (es una feminazi de armas tomar, y nadie se le ríe gratuitamente); así que va al puesto de Mr. NoMais.

ChiniMorris: Mira, canelo, estás en el servidor de tests…y esto tienes que hacerlo en producción!

Justo en ese momento yo termino mi reunión y voy a la sala, pero ChiniMorris sale cabreada a contarme la historia y a despotricar un poco; eso le ha relajado…

No veo el día que APM haga un sketch de Mr. NoMais.

Soportando a Mr. NoMais (V)

Tras las últimas debacles de Mr. NoMais, hubo que planificar una reunión de emergencia donde se le dijeron las verdades a la cara. Para esto ChiniMorris es el pokemon a elegir, es caballo ganador. No hubo que hacer nada más que dejarle hablar y despacharse agusto.

Una vez que ChiniMorris puso los puntos sobre las ies, Mr. NoMais hizo volar la pancarta DIMISIÓN, pero en un alarde de maestría, y con su típico “NO PERO”, redirigió la situación a lo que mejor sabe hacer…’darme por el culo’.

No se le ocurrió nada mejor que pedir al jefe (a su amiguito del alma) tiempo para dominar la materia, y que desde ese mismo instante y hasta que se sintiese seguro de sí mismo, poder ocuparse de las tareas propias de su trabajo (las divertidas), dejando que hagamos la parte sucia, rastrera, aburrida y tediosa a ChiniMorris y a mí.

Esta propuesta fue alabada por el jefe (no es de extrañar), mirada con resignación por ChiniMorris y completamente refusada por mi parte. Pero al final, el que manda, manda, así que ajo y agua.

Así que ahora, no sólo hay que hacer trabajo basura, sino que encima hay que ayudar (por enésima vez) a este tío a que entienda lo que llevamos 6 meses explicándole.

La venganza será terrible, lenta y dolorosa.