Archive for the ‘policia’ Tag

Esta señal es mía

Sr. H. nos cuenta:
“Tengo un amigo que saliendo con sus amigos se pilló una toña de espanto. Al volver a casa y como siempre era habitual, “jugaban” con las señales de tráfico, sobre todo las provisionales. Quién no lo ha hecho nunca, eh? En esta ocasión, la señal estaba bien plantada en el suelo y a mi amigo y sus acompañantes les era imposible arrancarla de su sitio. En un momento dado, mi amigo se quedó sólo en la lucha contra la señal de tráfico cuando, alguien por detrás, le llamó la atención. Exacto, la policía. Entre las preguntas más graciosas que le formularon, se encuentran las siguientes:
– Qué cree usted que está haciendo?
– Ha consumido alcohol?
En esos momentos, el walkie de esos policías avisaba de un accidente a causa de un joven que había perdido el control de su moto.
Los policías se fueron tras advertir a mi amigo.
Mi amigo finalmente no pudo llevarse la señal a su casa, muestra de su victoria frente a la temible policía.”

Anuncios

Precaución Amigo Conductor

Tengo un amigo en la empresa que hace unos cuantos sábados tenía que coger un avión. Entre unas cosas y otras parece que se le hizo tarde y, acompañado de su novia, se dispusieron a hacer todo lo posible por no perder el avión.  

 Según me contó, la policía les cazó a 184kms/h y le hicieron detener el coche. Ahora se va a quedar un mes y medio sin poder conducir. Además, perdió el avión. 

 Lo mejor fue cuando me dijo: “Pues menos mal que no me cazaron un poco antes cuando iba a 230kms/h”.   Será mi amigo , pero no quiero cruzármelo en la carretera. Ni a él, ni a nadie como él.  

Si decía que por aquí no pasaban los civiles

Tengo un amigo que cuando tiene mala suerte la tiene a mansalva.

Con esto de las nevadas, mi amigo suele coger la bicicleta para ir por la ciudad, llueva, nieve o caigan sapos del cielo. Y el otro día, como cada miércoles, hace el trayecto (todo cuesta arriba) desde la estación de trenes hasta la piscina. Cuando estaba a punto de llegar, la cadena comienza a trabajarse, hasta el punto de romperse. Tuvo que llegar con la bici en la mano hasta la piscina.

Al salir, fue andando cuesta arriba hasta un punto dónde todo es cuesta abajo. Una calle de un sólo sentido y muy poco concurrida, que da a otra calle principal, no muy concurrida.

Mi amigo pensó que para 1 minuto, no valía poner las luces, total, por ahí nunca pasa nadie…y qué casualidad, al llegar a la calle principal, se topó de morros con la policía. Estos le reprocharon el no llevar luces, y mi amigo intentó excusarse con que se le había roto la cadena, se había hecho daño en la rodilla, y vivía justo enfrente y que las aceras están llenas de hielo, pero que se subía a la acera, iba andando, y que aún así tiene los permisos y las luces.

El policía le metió una buena bronca y no le multó (suerte).

Lo mejor es que cuando mi amigo trabajaba en su bar, siempre venía un anciano a beber un vaso de vino y le decía, para saludar:

“AAAAAy ingeniero, que decía que por aquí no pasaban los civiles!” (los guardia civiles).

Qué dulce ironía.

Te diviertes?

Tengo un amigo (Hermano-Del-Metal) que es el típico “jebi” al que le aparecen guitarras imaginarias en los bares donde suena heavy o rock. Siempre vestido de negro, con sus “greñufos” y su litro de calimotxo o cerveza.

Un día, salimos por Zaragoza y cuando nos retirábamos ya para nuestras casas, pasamos por delante de un edificio en obras. Hermano-Del-Metal no tuvo mejor idea que empezar a hacer el mono, subirse por el andamio y empezar a tocar su guitarra imaginaria mientras canturreaba alguna canción metalera. En ese momento pasaron una pareja de policías (típicos en el centro de la ciudad, una noche de sábado), pero él no se percató. Los policías (los “malos” en el lenguaje jebi) le preguntaron:

Los malos: “Bueno qué, te diviertes?”

Hermano-Del-Metal: “No, bueno sí, un poco”.

Acto seguido bajó, y el resto empezamos a rompernos de risa. Cosa de 3-4 minutos después, Hermano-Del-Metal lanzó la pregunta al aire de: “Los que me han hablado eran los malos, no?”