Archive for the ‘pringao’ Tag

Tengo un amigo luser que… (V)

Si la culpa es tuya significa muerte, si es del luser, es que soy un poquito torpe.

Ayer mi amigo estaba trabajando (oh, semana de soporte, que Dios le pille confesado), y recibo la llamada de su amigo JELDES (HELPDESK):
JelDes: Hola! Necesitamos tu ayuda. Un luser no recuerda su password para acceder a las aplicaciones.
MiAmigo (MA): Oh, qué raro. Veamos, dime su login…(se lo dan).
MA intenta acceder a las aplicaciones con esos datos. Todo va bien.
MA: Bueno JELDES, el password es periquito89.
5 minutos después…JelDes llama porque la luser dice que no funciona. Esto viene aderezado al mismo tiempo con un email de su jefe.
JEFELUSER: “A ver si trabajáis mejor y sóis más rápidos, tengo aquí a una persona que no puede trabajar por culpa vuestra”.
A mi amigo le encantan estos emails. Mi amigo vuelve a probar todo y funciona. JelDes hace lo mismo, todo funciona. La luser vuelve a intentarlo. Sigue sin funcionar. Segundo email de su jefe:
JEFELUSER: “Vamos a ver, por favor, que no es tan difícil, dadle el password de una maldita vez, que nosotros tenemos que trabajar y es urgente”.
JelDes hace las pruebas en el propio ordenador de la luser y…el problema es que la luser no escribía bien el password porque no ponía bien los números!
JefeLuser escribió un email de “Gracias, el problema está resuelto” y la luser otro diciendo: “Gracias por darme el password”.
Mi amigo esperaba un email de “Oh, soy inútil perdida y mi jefe os ha insultado gratuitamente y os pido perdón por todo”. Que espere sentado, no vaya a ser que se canse…

Anuncios

Tengo un amigo luser que… (II)

El luser se mueve en su mundo como un cachorro pequeño: intenta hacer cosas y cuando ve que no puede o que la situación le supera, llama a su mamá (en este caso, su jefe).

El otro día mi amigo se encontraba haciendo unas manipulaciones en el servidor de producción, cuando viene el luser ‘El Pupas’ (le llamo así porque es con diferencia el tío que más veces se pone enfermo de todos, unas 2-3 veces al mes, cogiéndo cada vez dos días de vacaciones):

El Pupas: Hola, necesito que me pases a producción esto.

UnAmigo: Ya, bueno, cuando acabe con esto te lo hago.

El Pupas: Pero es que lo necesito para ya, es un bug en producción, y la producción es lo primero (9 puntos en la escala 1-10). Touché.

UnAmigo: Veamos…pero si he pasado este procedimiento hace 10 minutos a producción…

El Pupas: Ya, pero es que no funciona bien.

UnAmigo: Venga va, lo miro y te lo paso.

El procedimiento es correcto a nivel de sintaxis y optimización. Mi amigo se lo pasa a producción. 5 minutos después se masca la tragedia. Viene El Pupas:

El Pupas: Perdona, puedes volverlo a pasar?

UnAmigo: No. Ya te lo he pasado 2 veces en 15 minutos. Aprende a programar majo.

El Pupas: Vale.

El Pupas se va, y yo sé que va a llamar a su jefe. En efecto, 2 minutos después viene con su jefe, el cuál está todo serio:

Jefecillo Del Pupas: Me he enterado que te niegas a hacer tu trabajo y que no quieres pasar a producción un procedimiento.

UnAmigo: En efecto.

Jefecillo Del Pupas: Hazlo.

UnAmigo: No me da la gana. O El Pupas aprende a programar, o limito a 2 el número de pasos a producción por día de un mismo procedimiento.

Jefecillo Del Pupas: De qué me estás hablando?

UnAmigo: De que en 15 minutos ya lo he pasado dos veces y, como todos, yo también tengo mis proyectos y mi trabajo por hacer, como para perderlo con un programador que no sabe programar y no testea su código.

ZAS, EN TODA LA BOCA.

Ante la adversidad, un luser siempre va a buscar cobijo ante su jefe, contándole su versión de los hechos.

Tengo un amigo luser que… (I)

Sección Nueva!

En esta, relataremos las experiencias y enseñanzas más importantes de la vida empresarial cuando trabajas con lusers. Gracias a Wardog por inspirarme para hacer estos posts. Y es que tengo un amigo que trabaja de administrador en una empresa.

Siempre se ha dicho (sobre todo en el mundo de la hostelería) que “El cliente siempre tiene la razón”. Lo que poca gente sabe es que la frase continúa con: “hasta que deja de tenerla”.

Con los lusers pasa lo mismo. En la empresa, los lusers creen que su trabajo es importante (y por ende el del resto no), así que cuando vienen a dar por el saco (sólo saben hacer eso) creen que tú, como Administrador, te pasas el día viendo vídeos en youtube o cultivando tu granja de Farmville. Pues no, así que molesta que un luser imponga lo que hay que hacer.

Véase un día cualquiera en el que mi amigo trabaja y tal y viene el luser Manú (apodo por unos cómicos franceses que hablan como él):

Manú: Hola, necesito que pases al servidor de tests mis 3 procedimientos, es mega_ultra_importante!!

UnAmigo: Pues va a ser que ahora no puedo Manú, estoy con un problema de producción (este servidor nos da de comer, hermanos).

Manú: Ya, pero lo mío es ultra_mega_importante!!

UnAmigo: Ya me imagino, tendrás que hacer tus tests (oh, me ha salido una espinilla, qué problemón!), pero son las 11h45, en 15 minutos paramos para comer y yo estoy ocupado.

Manú: Ya, pero lo mío es más importante, sino no puedo testear…sino no puedo trabajar! No querrás que le diga a mi jefe que no puedo trabajar por tu culpa, verdad?

UnAmigo: Llámale, seguro que nos echamos unas risas.

Manú: Bueno, da igual, pero pásamelo por favor, es muy urgente!!

En fín, en contra de mi voluntad, dejo lo que estoy haciendo para hacerle un flaco favor a Manú, cuando, 15 minutos después, termino y le aviso.

UnAmigo: Manú, he terminado, ya puedes testear.

Manú: Vale, después de comer lo hago.

-> Pensamientos internos de mi amigo: Cómo? Después de comer? Entonces no debía ser tan urgente! Este me la ha dado con queso, pero la venganza será terrible.

Por ello, un luser siempre cree que su trabajo es más importante que el de los demás.

Si decía que por aquí no pasaban los civiles

Tengo un amigo que cuando tiene mala suerte la tiene a mansalva.

Con esto de las nevadas, mi amigo suele coger la bicicleta para ir por la ciudad, llueva, nieve o caigan sapos del cielo. Y el otro día, como cada miércoles, hace el trayecto (todo cuesta arriba) desde la estación de trenes hasta la piscina. Cuando estaba a punto de llegar, la cadena comienza a trabajarse, hasta el punto de romperse. Tuvo que llegar con la bici en la mano hasta la piscina.

Al salir, fue andando cuesta arriba hasta un punto dónde todo es cuesta abajo. Una calle de un sólo sentido y muy poco concurrida, que da a otra calle principal, no muy concurrida.

Mi amigo pensó que para 1 minuto, no valía poner las luces, total, por ahí nunca pasa nadie…y qué casualidad, al llegar a la calle principal, se topó de morros con la policía. Estos le reprocharon el no llevar luces, y mi amigo intentó excusarse con que se le había roto la cadena, se había hecho daño en la rodilla, y vivía justo enfrente y que las aceras están llenas de hielo, pero que se subía a la acera, iba andando, y que aún así tiene los permisos y las luces.

El policía le metió una buena bronca y no le multó (suerte).

Lo mejor es que cuando mi amigo trabajaba en su bar, siempre venía un anciano a beber un vaso de vino y le decía, para saludar:

“AAAAAy ingeniero, que decía que por aquí no pasaban los civiles!” (los guardia civiles).

Qué dulce ironía.

Haga click ahí

Tengo un amigo que estuvo mirando unos cursos del Centro de Tecnologías Avanzadas de Zaragoza (CTA) para sacarse un certificado internacional en Gestión de Proyectos IT. Mi amigo llamó por teléfono y les explicó que había visitado la web, se había informado sobre el curso, pero que necesitaba un poco de información extra específica. La persona del otro lado del teléfono le dijo que para ver el programa del curso debía ir al a web del cta, hacer click en el menú de la izquierda y…y en ese momento mi amigo le espetó:

“Mire, que yo el programa ya lo he mirado, y sé cómo llegar; le repito, necesito información específica”.

El del CTA disculpándose, le pidió pues que le preguntara, y la pregunta fue: “Hay exámen en este curso de formación?”

Ante esto, le explicaron que el curso servía para preparar un certificado CPMA, pero que el año pasado no aprobó ni Cristo, y que para hacer el exámen les pusieron muchas dificultades (hubo que hacerlo a mano y no a ordenador, vino gente de la Universidad a corregirlo…). Así que este año, sólo preparan a la gente para el exámen y, el que quiera examinarse, debe ir a Barcelona o Madrid para sacarse el certificado.

La respuesta fue avanzada ante la pregunta que mi amigo hizo, aunque queda la duda de qué hay de avanzado en que te preparen para un exámen y que luego todos lo penquen. Aunque bueno, si tras la explicación del principio se limitan a guiarte por la web…

Top-less de emergencia

Tengo un amigo que trabajaba en una oficina en un polígono empresarial en medio del campo. Esto tiene sus ventajas, como trabajar en un ambiente con aire limpio, pero también tenía ciertas incomodidades, la mayor parte relacionadas con el peculiar sentido del humor que tiene la naturaleza.

Mi amigo trabajaba junto a una ventana que se elevaba desde más o menos la altura de sus cabeza, con una pequeña repisa. Lo que no sospechaba mi amigo es que un día un saltamontes lo iba a utilizar para practicar salto de trampolín.

Se nota que era un insecto tenía ya experiencia, porque justo atravesó limpiamente el cuello del polo que vestía mi amigo, aterrizando más o menos a mitad de su espalda. Un salto de 10.

Al notar su espalda invadida por fuerzas desconocidas, mi amigo empezó a revolverse intentando desalojar al “okupa”, pero al no conseguirlo y no saber que malvado ser infernal quería hacerse amigo de sus lumbares, tomó una solución extrema: se quitó el polo y lo tiró volando.

El “simpático” insecto surgió de entre los pliegues desconcertado y buscando un nuevo hogar, y mi amigo se quedo un tanto estupefacto mirando su ropa arrojada y al saltamontes huyendo torpemente. Aunque más estupefactos se quedaron sus compañeros de oficina al verle barriga al aire.

Relación a distancia: Un mito?

DZ nos cuenta:

“Tengo un amigo que estuvo saliendo con una chica, él era de Madrid y ella de Sevilla. Por aquella época tenían 22 y 18 años respectivamente.

Se conocieron al final de un verano, en la época en la que no había internet ni teléfonos móviles, así que el contacto era bastante complicado. Aún así aguantaron lo suficiente como para seguir juntos el verano siguiente, nadie sabe cómo.

Pasaron un verano muy unidos, pero también terminó, y volvieron a la rutina habitual de estudios, viajes, cartas y llamadas a sus respectivas casas.

Un día me lo encontré cabizbajo y le pregunté si le iba bien con ella. Me contó que hacía unos días, después de haber bajado a una cabina a hablar con ella, había subido a casa a cenar mientras veía la tele.

En la pantalla vio un reportaje precioso sobre “la primavera en Sevilla”, en el que, en la parte de enamorados, aparecía una pareja besándose románticamente en el parque de María Luisa. La chica era su novia. El chico no era él.”

El peor día de mi vida

KenshinOvas nos cuenta:

“Bienvenidos al peor día de la vida de mi amigo, 100% real. Tengo un amigo que tenía programado un viaje al extranjero, de los muchos que hace al año. Tenía que salir de Zaragoza en dirección Barcelona para coger allí un avión hasta su destino. Fácil, eh? Era el día 13 de Octubre cuándo debía coger el bus dirección Barcelona, así que el 12 miró por internet si había sitios libres (los había). Se confió (estúpido) y decidió que era mejor ir a la estación al día siguiente a por los billetes (FAIL!). Cuando llegó a las 9h30, no quedaban billetes hasta las 17h00, hora a la que salía el avión desde Barcelona. Tampoco había billetes de tren. Aunque compró un billete de bus para las 16h00, consiguió colarse en un bus a las 11h30. Debería haber llegado a Barcelona a las 15h30, pero no, llegó a las 16h00. Por 5 minutos perdió el cercanías que llevaba hasta el aeropuerto, así que tuvo que esperar hasta las 16h25. Llegó a las 16h55 al aeropuerto, y en 5 minutos despegaba el avión, pero ya era demasiado tarde. Se acercó a ventanilla para pagar la multa correspondiente (50€) y poder coger al día siguiente el mismo avión a la misma hora. Pero, oh! no aceptan tarjetas de crédito. Mi amigo fue aun cajero y, puede que por los nervios, falló 3 veces el PIN (parece ser que nunca la usa…). Consiguió finalmente con una tarjeta de débito su ansiado dinero, y pagó la multa. Llamó a casa (ZGZ) para avisar del percance, y para que se pusieran en contacto con la familia residente en BCN. Tras hacer varias llamadas y quedarse sin saldo, consiguió una dirección. Cogió el cercanías, y luego el metro hasta que llegó a la parada marcada. Una vez ahí, preguntó cómo llegar hasta la dirección, y tras recorrerse la misma avenida 4 veces de arriba a abajo (gracias a la gente a la que preguntaba, pues cada uno lo mandaba a un lugar diferente), decidió que callejear era la solución. Lo fue, porque finalmente y tras un desesperante día, llegó a casa de sus familiares; y al día siguiente, tomó su avión”.

Erasmus ligón

Tengo un amigo (desde hoy le conoceremos como Hombre-Erasmus) que se fue de Erasmus. 13 días después de llegar, se fue de fiesta con la gente de su residencia (colegio mayor) a otra residencia. Se pilló un buen pedo, ligó, y cuando se llevó a la tía a su casa se dió cuenta de que no se sabía el camino de vuelta. Dado que no quiso (no entiendo muy bien porqué) coger un taxi, fue dando rodeos hasta que encontró el camino, asegurando en todo momento a la pobre chavala que sabía lo que hacía…

Infidelidad “secreta”

Tengo un amigo que tenía un compañero que siempre salía más tarde que el resto. No sabían por que se iba más tarde, sólo que mientras los demás se iban a casa, él se quedaba pegado a su ordenador. Un día lo descubrieron de forma imprevista.

Cuando la compañera de al lado del personaje en cuestión fue a sentarse en su puesto al llegar a la oficina, vio unas hojas impresas sobre su mesa. Intrigada se dispuso a leerlas. ¡Era una conversación de MSN messenger imprimida en la que salía el que siempre se quedaba tarde! Corroída por la curiosidad de que estuvieran sobre su mesa siguió leyendo. ¡Era una conversación muy subidita y pastelosa con una mujer que no era su novia!

La compañera de mi amigo se guardó los papeles sin decir nada. Las risas vinieron después, cuando se pusieron a leer detenidamente las hojas mientras volvían a casa en coche, ¡casi tienen un accidente de tanto reír! El tipo al parecer se había olvidado completamente de las hojas y nunca supo que las habían encontrado.

Moraleja: Si eres tan cabroncete/a como para tener amantes, ¡por lo menos no dejes pruebas!