Archive for the ‘suicidas’ Tag

El lejía

Saint de http://nosotrosyellas.es y con blog http://mauroniando.blogspot.com, nos cuenta la siguiente historia:

Tengo un amigo que le estaba poniendo los cuernos a la novia. A esta sus amigas se lo comentaron y como no se lo creía lo siguió tipo espía durante unos días. Ella en esos días no noto nada extraño. Ella se sintió mal por desconfiar de mi amigo y lo llamo para confesar que lo había estando espiando y se sentía mal por desconfiar de el. No se muy bien como se torció la cosa pero mi amigo acabó confesando a la novia que era cierto que le era infiel. Ella lo dejo y a el se le vino el mundo encima y decidió suicidarse. No se le ocurrió otra cosa que tomarse un ron con lejía. Después de estar 3 días en el hospital la novia volvió con él (siguen juntos aunque ahora el parece la mascota de ella no el novio). Esto paso hace casi dos años, pues hoy en día cada vez que pasa por el bar, tiene que pedir un cortado o una cerveza porque como pida un combinado el camarero/a de turno le dice “se me acabo la lejía lo quieres con coca cola”

Vendedores a domicilio

Tengo un amigo que estaba un día esperando el autobús. En la misma tesitura se hallaban unas 7 u 8 personas más. Era de noche, y estaban casi todos cansados y en silencio. Casi todos menos dos jóvenes de en torno a 30 años que hablaban por todo lo que los demás callaban. De hecho, si eras capaz de no oir su conversación o bien eras la persona con mayor capacidad de concentración del mundo, o necesitabas acudir urgentemente al otorrino.

Por lo que pudo entender mi amigo, eran dos vendedores a domicilio que acaban de terminar su jornada sin mucho éxito. Al final no pudo enterarse de que vendían, pero desde luego se merecían no vender nada en su miserable vida. Lo que pudo escuchar mi amigo fue más o menos así:

Vendedor 1: Esto hasta las narices de este puto barrio
Vendedor 2: Ya tío, y yo
V1: Llevo todo el día y no he vendido casi nada
V2: Ya tío, ni yo tampoco
V1: Les llevo unas ofertas cojonudas y no las quiere nadie
V2: Ya tio
V1: Vaya idiotas, ¿se creen que van a encontrar algo mejor?
V2: No se, tio
V1: No se quien coño se creen. Estos paletos se creen alguien sólo por tener un puto ascensor en su casa, pero son todos unos paletos.
V2: Ya tío
V1: Todos me decían lo mismo, que si no me interesa, que si es muy caro. ¡Si es lo mejor que verán es su puta vida!
V2: Si tio, lo mejor que verán estos paletos

Por suerte el autobús llego pronto, o quizás mi amigo habría acabado arrancándole la cabeza a mordiscos. Es que los paletos cabreados tienen poco sentido del humor.