Archive for the ‘Aprender a conducir’ Tag

Santorini, tierra de pilotos

Tengo un amigo que fue de vacaciones a Santorini, esa famosa isla griega de las Cícladas. De las muchas cosas curiosas que tiene la isla, una de las más llamativas es que nadie usa casco cuando va en scooter. Bueno, eso, y que te la alquilan aunque no tengas carné de conducir. Total, como dicen ellos, los griegos son grandes conductores dado que las carreteras son muy estrechas, y eso les hace controlar de forma maestra los vehículos.

Anuncios

Aprendiendo a conducir (I)

Tengo un amigo que está aprendiendo a conducir. Ya se ha sacado la teoría y está preparando la práctica. Donde lo hace, puede aprender con una persona que le acompañe en el coche y poniendo la L.

Mi amigo me contó que el otro día se fue a practicar a un parking al aire libre. Al terminar, la idea era salir del parking para ir a otro sitio que está a unos 500 metros donde no hay casi circulación, aunque esos 500 metros son de tráfico fluído. La salida del parking da a una rotonda, ESPECTÁCULO GARANTIZADO sabiendo que de ahí sólo salen novatillos con la L, como mi amigo. Repito, espectáculo garantizado.

Cuando mi amigo se disponía a salir del parking, 2 coches con la L le precedieron. El primero, con un todoterreno, paró en la rotonda y, cuando era su turno de salir, empezó a arrancar hasta que caló el coche en mitad de la rotonda. OLE!

30 segundos después consiguió arrancar y continuar su marcha. El segundo, atendía su turno. Cuando su turno llegó, caló el coche al salir, dejando todo el morro dentro de la glorieta. OLE!

Al intentar arrancar, el coche se le fue para atrás (no entiendo cómo pudo pero, sí) y casi golpea el coche de mi amigo. OLE!

Bueno, superados estos problemas, se fue. Y le llegó el turno de mi amigo. La presión palpaba el ambiente. 2 novatos, 2 caladas. Y ahora le tocaba a mi amigo. Por suerte y, aunque estoy seguro que me mintió, asegura que no caló el coche, aunque dicen que lo pasó un poquito de revoluciones.

Todos hemos pasado por estos ratos (qué malos tragos) pero, qué divertidos son!